domingo, 30 de agosto de 2009

Cartelera

¿Cuántas cosas te estremecen? ¿Lo pensaste? ¿Sacaste el número y lo enfrentaste a lo que no te desborda ni un hipo, ni mu? Ok. ¿Y qué hacés con eso? ¿Lo dejás en el closet de tu intimidad silenciosa? ¿Hablás? No, no, a los otros no. A vos, digo. ¿Vas al espejo y asumís ok, esto me estremece hasta las uñas de los pies y sonreís entibiando los dientes con tu voz que canta: estoy viva? Apuesto a que un poco no; apuesto a que pasás unos segundos silbando de coté. Rascando la cabeza, yendo a trabajar, empujando los días hasta el fin de semana que dale que va. Y ojo, eh, está clarísimo, la piel de gallina da frío. Pero, ¿sabés? Más frío debe haber ahí, en la muerte, que te puede respirar con moco flojo la nuca mientras vos te manducas sin drama un kilo de pochoclos viendo un peliculón. Que, claro está, inventó alguien más.

26 comentarios:

Vir dijo...

justo ahora este post???
mirá que tenés ojo...
me estremece lo que se me perdió y estoy buscando
el problema es que no lo encuentro aunque esté al otro lado de la cama

El Varón de Bairesburgh dijo...

Muy bueno!
Espero tu comment sobre el nuevo cuento.
Saluti!

El Varón de Bairesburgh dijo...

Cómo se hace para que te siga tante gente?
De calidad y popular: díficil de conjugar!

mi otro yo dijo...

Sabes que en este post te sentí más vos que en los otros, como antes como cuando eras la ex MQDLV

Beso

verborrea dijo...

mierda

saludos mujer de plumas

El viento a contramano dijo...

Cuanta realidad hay en eso de rascarnos la cabeza cuando nos damos cuenta de que algo nos estremece. Hay que ponerse de frente al placer… disfrutar esa cosita que recorre el cuerpo haciéndolo estremecerse hasta las uñas es el placer mas alto…
Un beso… como siempre: un placer pasar por aquí.

Los que hacemos cosmogonias dijo...

Tal vez no haya ni frío ahí.. y por eso se hace todo lo otro que se hace.. para que haya algo (que estremezca)

Ojaral dijo...

Qué bueno eso. Mire, me pasé años en esa situación. Y ni siquiera sospechaba lo lindo que es hacer lo que uno quiere, sólo por el gusto de hacerlo.
Saludos!

Marina dijo...

Uy, Vir. Algo como el post anterior, ¿será? Empieza a llamarme un poco la atención esto de que, últimamente, algunas cosas que escribo tocan alguna de tus fibras. ¿No?

Hola, Varón. Cuando era adolescente, con mis amigas teníamos una frase para referirnos a los chicos lindos que era: "qué varón". Me acordé de eso. Bueno, gracias por lo que me decís. Ahí pasé por tu cuento y me pareció súper, che. Me gustó como está contado y el mensaje rescatista que lleva. Ahora, de lo que me preguntás, ja, no sé, no creo ser ni popular ni tener eso de calidad, sinceramente. Pero, pienso que si recibo algunas visitas tiene que ver porque yo ando visitando a los demás hace como más de un año. Vengo de otro blog. Es como un: me intereso por vos - vos te interesás por mí. Algo así. Bueno, beso!

Hola, mi otro yo. Me gusta que no la quieras soltar. Yo un poco tampoco. ;) Un beso, nena.

Hola, verborrea. Qué tal. me gustó eso de mujer de plumas, eh. Besos, che!

Gracias, Viento a contramano. Creo que sí. O al menos, estar atentos a ese momento que llega en que estamos dispuestos a soportar el escalofrío. Un beso y lo mismo digo.

Hola, los que hacemos cosmogonias. Bienvenido. Lo que creo es que a veces por hacer tanto nos despistamos. Y era tan fácil, al final. Beso y nos leemos!

Ojaral. Suerte que se avivó a tiempo.

Besos pertut!

Maxi Galin dijo...

¿Con ganas de sacar las plumas del armario y salir como una diva por la calle Corrientes? No pesan nada si las convertís de escombros a plumas pasajeras y voladoras.

Y hablando de escombros y estremecimientos, ¿viste Anita?

A mi me estremece un asado entre amigos sin tiempo definido, mirarse al espejo y ver algo nuevo, una sorpresa, una invitación soñada, un chori de dorapa, y sí, el que no se banca reconocer lo que tiene delante, apenas si podrá atinar a rascarse la cabeza y seguir.
Porque para mi que la gente se pone obligaciones desagradables sólo para no tener que pensar en lo importante.
Y mientras, vemos la cartelera, y vamos a pochoclear, que los dos días libres están cerca, y dale que va.

Paso. Me quedo con algo que vengo charlando con amigos y familia en estos últimos días: "si no tenés algo interesante para hacer, vale, pero no te metas en camisa de once varas para hacer pasar el rato; yo prefiero quedarme en casa sentado tomando mate y mirando la ventana".
AL menos no le jodés la vida a nadie así, y mucho menos a vos!

Buena semana, y salutdos al mamut.

karinaloca dijo...

me gusta todo este planteo de "conócete a tí mismo". creo que es algo difícil de lograr, no imposible, y se requiere de una persona fuerte y valiente que no se deje llevar por los carteles brillosos y pelis pochocleras que se aparecen por la vida. geniales tus ideas puestas en palabras, que cada vez me agradan más!

Paulita dijo...

A mí me estremece el gato Gaudio...vale?

Wonder dijo...

Si comparo las cosas que me estremecen con las que no me hacen ni mu, me voy a sentir como la muchacha del post anterior.
Si cada vez me estremezco menos, creo que es hora de detenerme un toque y preguntarme qué me pasa.
Mejor me compro pochoclos mientras me preparo.
Besos.

Verònica dijo...

què cierto eso... eso de la muerte soplandonos la nuca, complica un poco vivir onda "carpe diem" pero cuando uno se detiene en estas cosas llega a pensar que mierda hace tanto tiempo enroscandose con cosas que al final poco importan, en fin Marina (je, me suena raro llamarte por vos)de lo que si estoy segura es de esa espera ansiosa del finde y hoy recien es lunes! pero arriba! actitud!

te dejo unos besotes pinchados en la cartelera!

Vero.

eva pardellas dijo...

sin duda es un placer leerte mi querida amiga....qué decir!!!...lo has dicho todo...lo que me estremece....también me ayuda a ser más fuerte...un beso reina!!!

Juli dijo...

Las cosas que me estremecen, y las que no, las tengo bien identificadas...no sé si asumidas, que no es lo mismo, pero identificadas. Es algo, no? Digo, por algo se empieza... ;)

(me gustó la imagen de ese momento, el del espejo, declarando el estremecimiento sólo para uno)

Beso enorme!!

Dr. Flasche dijo...

Muchas más de las que me convienen. O menos, no sé. Últimamente he perdido un poco la orientacion de lo que me conviene y lo que no...

incluido el frío...parece que le teneis manía! Con lo que a mí me gusta!!!

abrazos

Dr.

[sigo teniendo una deuda con usted...una carta, recuerda??]

Gaby Raimondo dijo...

Los perros en la calle. Perdón si no responde al tópico.

Mil Silencios dijo...

Jajajaja, sigo felicitandote, como siempre.
Saludos!

Nadie Nunca Nada dijo...

paso los días silbando de coté. Me hace menos infeliz. Da tranquilidad.
Saludos, estimada.-

Marina dijo...

Hola, Maxi. Gracias por todo ese comentario. Pienso que sí, que es como decís. Ahora, te pregunto: lo de mamút es por el vermut? Beso!

gracias, karinaloca. creo que es dificil, sí. pero creo que es La Tarea. como ir conociendo, aprendiendo, asumiendo. esas cosas! un beso, loca!

Pues claro, Paulita. Claro que sí!

Hola, Wonder. Es que creo que un poco eso viene con los años, ese perder la capacidad de sorpresa, de estremercese. Por eso es que me parece que si algo sacude, hay que atender! Besos, linda!

Vero querida. Gracias! Ahí vi que subiste algo, voy para allá!

hola, eva. creo que sí. esa es la mejor mirada puesta sobre lo que estremece, creo yo! besos!

Gracias, Juli. Y sí, creo que identificar es un poco asumir! Y ya es mucho. Besote!

Dr. Qué bueno que ande por acá, aunque ande por otros pagos. Suena bueno eso de que lo estremezcan más cosas de las que convienen. Me quedo con esa cuenta. (y sí, pero no hay apuro, sabe).

Hola, Gaby. Cómo que no. Todo puede ser. Mirá. Un beso!

Se agradece, Mil Silencios!

NNN, en posición horizontal, me imagino que hay menos infelicidad. (igual no le creo) Salut, estimado!

Soy peregrinaperla dijo...

qué hago cuando algo me estremece?
generalmente nada.
me estremezco y no hago nada.
besoossss

El Cochinillo exquisito. dijo...

Estremecedor como el primer sorbo de whisky mirando el fuego...

Exquisitos saludos guapa.-

Mr.Halls dijo...

¡Me gustó mucho mucho eso de "sonreís entibiando los dientes"! Me identifica, sí.
Eso sí, debo coincidir con Wonder, ya me estremecen cada vez menos cosas... Sólo que no me molesta.

Antes que pochoclos, prefiero chocolates que, según la compañía, estremecen.

Un beso.

Marina dijo...

perlus, :)

qué tal cochinillo, creo que es la primera vez que se pasa por acá así que le doy la bienvenida. espero recibirlo más seguido! esquisitos saludos!

hola, mr. sí, dicen que el chocolate es afodisíaco. que se yo, pongamosle que sí y por ahí andaremos! besos!

Marina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.