lunes, 7 de mayo de 2012

Flow

Otra vez se acerca mi cumpleaños y otra vez tengo el lagrimal trabajando durísimo. Creo que quiere competir en fisicoculturismo. Atajen esta: lloré con las declaraciones de Rial que habló de amor y de estar vivo y de la voz de su papá. Qué se yo. Tengo sentimientos todavía y a veces recuerdo con nostalgia ese momento de mi vida en que barría las hojas del barrio con la rueda de mi bici para tocarle el timbre a Ludmila, la hermosa princesa salvadora, Ludmila, y le gritaba, apoyando un pie sobre la reja para no caer, sentada en el asiento roto de la bicicleta: “Vamos al río que tengo que contarle algunas desgracias”. Qué se yo. A veces todavía quisiera no saber qué significa flow ni cheque ni top of mind ni on goin’ ni asap. Ni asap. Es que cuando leo asap, corro. Corro como si en verdad hubiera algún lugar digno para llegar. Como si la dignidad acaso existiera. Corro como si un banderillero me esperara. Como si alguien esperara en verdad algo de mí, por nada. Corro como si tuviera que ser la primera en morir. Eso les conté? Ah, sí, fantaseo con ser la primera de mis amigas en morir. Me gustaría allanarles el camino y recibirlas tal vez con una torta de nuez como la que hace mi vieja para mis cumpleaños o tal vez con un vino y contarles lo bien que se la pasa, aunque se la pase como el orto. Para amortizarlas, si acaso llega a hacer falta. Ya aprendimos que, total, después y con justicia autónoma, cada uno construye su verdad, que es intransferible y te garcha cuando quiere. La violación está contemplada, señores. Entonces escuchaba a Rial que hablaba algo así como que se había dado cuenta que era un infeliz y yo me pregunté si era tal cosa. Recordé que no creo en la felicidad como concepto pero me animé a asumir que en verdad sí creo, que digo que no porque alguna vez lo leí o porque me lo dijeron y ahora que voy a cumplir 29 años, que pienso que es una bocha, pido un deseo y es creer. Al menos en Rial, qué se yo. Al menos en que hay que hacer cosas hermosas, para vivir una vida hermosa.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente! Lloré...
FE

WaitMan dijo...

Voy a hacerme una remera que diga:

"cada uno construye su verdad, que es intransferible y te garcha cuando quiere"

Bué, sí... es larga para una remera, pero pienso engordar mucho de acá a los 50.
Y no me llore quiere que... snif

Marina Agra dijo...

Gracias, FE!

Wait... wait, wait. Si se manda a hacer, hagame a mí con el valor de los favores, una que diga: no soy cool. Gracias, estimado. seguiré llorando, tal vez solo para que me consuele! :)

El Joven llamado Cuervo dijo...

Yo estaba escribiendo un cuentito, a propósito de que mi hija pequeña cumple años el 21 (casi todos mis hijos nacieron en mayo), y que, cada vez que le cantamos el puto cumpleaños feliz se pone a llorar. Y hace bien. Con dos años, ya es capaz de percibir la infelicidad del mundo.
Pero claro, no contábamos con Rial, y esta iluminación que nos da aire, de acá en más, ya no seremos tan infelices. Felicidades, Doña Agra.

laura dijo...

está bueno si te sirve llorar, a mí solo me consume carilinas donde dejo parte de mis días. Aunque reconozco que cada vez lloro menos y rumio más

y me quedé pensando que capaz tenes razón, al menos llorando mandás lejos la mala vibra, ando demasiado tiempo con el entrecejo fruncido.

Rial en este posteo hasta parece un ídolo, lo parió

Naimad dijo...

Hija de puta. No te cabe otro adjetivo calificativo para la forma en la que describis las cosas. Jenia

El viento a contramano dijo...

Usted provoca que mis tripas se revuelvan y mi piel se congestione... lo sabe, acaso?
Mi querida, Agra, sus 29 años están bien puestos... y yo lo digo, como si no lo supieras, ja! ;)

Cynthia dijo...

Me conforta tu buen espíritu. Feliz Cumpleaños atrasado hermosa Marina.

Cynthia dijo...

Me conforta tu espiritu positivo. Feliz cumpleaños atrasado Marina.

flor muras dijo...

quiero esa remera urgenteeeeeeee! que placer llegar a los con ideas tan potentes! Chapeau!

Marina Agra dijo...

Qué lindo,Flor, saberte por acá! :)