domingo, 5 de agosto de 2012

Redondo


De la primera forma que entra un hombre en la vida de una mujer es irresponsable. Y la mujer lo acepta porque necesita que suceda. Y el hombre le dice te amo porque no contempla la existencia del futuro. Y la mujer lo ama porque él la ama, y porque contempla la existencia del futuro. Y el hombre un día no puede amar más. Y la mujer se queda con la construcción, las ilusiones, las maravillas de lo posible aplastándole las tetas hasta la base de su espalda. 

10 comentarios:

WaitMan dijo...

Porque esa mujer sueña con verse a ella misma en el futuro, mas allá de la compañía que le toque.
Cuando los hombres entendemos que somos circunstanciales... qué felicidad. Qué paz.

Darío dijo...

Ojalá amase siempre, pero siempre es demasiado, y entonces duele. Hermoso!

Maxi Galin dijo...

La actitud de mujeres y hombres será reinterpretada en estos tiempos de hombres que aceptan su lado femenino y mujeres más aguerridas. El futuro llegó y la compatibilidad de existencias indica el tiempo compartido. Bellas palabras, salud!

Cynthia dijo...

Hasta de la belleza uno se aburre. Por lo demás, capaz sea el mejor favor que le haga. El desequilibrio que empezó, lo terminó.

Diego Sagardía dijo...

En la pérdida está la revelación. Y ese dolor es intransferible, no hay poesía ni análisis que te salve. Sólo tiempo. Y después, más tiempo.

El viento a contramano dijo...

Corto, pero necesario. :)
Todos dejamos de amar, tarde o temprano... y en eso creo que no hay distinción de sexos.
Y si, solemos no pensar en futuro, quizás porque tenemos miedo de ver mas allá.

laura dijo...

es que las mujeres muchas veces somos "demasiado" responsables y claro, vienen ellos con esa cuota siempre atrasada de irresponsabilidad que nos alerta el chip e invariablemente sale a relucir ese gen defectuoso con el que nacemos y volvemos a fisurarnos el dedito del pie tropezando con la misma piedra

Mafalda Om dijo...

...

¡Valgame! Redondito, así o más real.
La pura crudeza en cinco párrafos...

Un saludo, Marina.

Aquí continuamos...

Mafalda

Mr.Halls dijo...

Contemplar la existencia del futuro, ¿para qué?
Si total... Siempre te vas a separar.
He dicho.

Saludos.

Juli dijo...

Uuuffff....intenso.